miércoles, 28 de noviembre de 2018

BIOSHOCK EMOCIONAL

Todas las enfermedades se fijan en el cuerpo en un momento muy preciso en el que ocurre un acontecimiento específico, al que el Dr. Hammer llama DHS (Síndrome de Dirck Hammer) como homenaje a su hijo, y nosotros lo llamamos bioshock.

El bioshock ocurre en un momento concreto y es permanente. Esto quiere decir que ocurre algo que nos afecta en un momento concreto y a partir de este momento, hasta que no se descodifique se queda en el cuerpo de forma permanente.

Por ejemplo una persona va al médico a buscar los resultados de una biopsia y el médico le dice: “tiene usted cáncer”, en ese momento preciso, en ese despacho, un día y una hora concreta, puede que haya una emoción no expresada, que se graba en el cuerpo porque para esa persona la palabra cáncer tiene una serie de connotaciones dramáticas y representa un schock emocional. Y va a quedar en el cuerpo de forma permanente como una memoria biológica que puede o no acabar desarrollando una enfermedad, este tipo de conflicto en concreto se llama conflicto de diagnóstico y lo veremos más adelante en otra entrada.

La enfermedad es un plazo suplementario de adaptación de supervivencia. Hace 100 años dejaron caballos en Egipto porque los alemanes tenían minas de oro y los necesitaban. Cuando las minas se agotaron, se fueron pero dejaron los caballos en el desierto, pensando que se morirían. Un tiempo después, algunos caballos habían sobrevivido y habían tenido hijos. Estos tenían una mutación en los riñones para que recuperar el agua.

El conflicto está ahí para que lo superemos y como todo tiene un sentido biológico, el cuerpo siempre tiende a buscar una solución al conflicto, aunque no sea una solución definitiva. El cuerpo tiene su realidad biológica, informa al cerebro que dará la solución que corresponda. Si esto es imposible, a partir de cierta intensidad llegará el resentir, la emoción y esta voluntad biológica buscará la solución en el exterior, y si no la encuentra, el cuerpo va a ser una reserva de recursos, de reservas biológicas, y también una herramienta de aprendizaje.

Elementos del bioshock:

Para transformarse en síntoma , el bioshock debe responder a 4 criterios:
  1. El primer criterio es la noción de imprevisto, inesperado, sin experiencia previa de referencia.
  2. El segundo criterio es siempre vivido en aislamiento. Lo que vivimos en el aislamiento es lo que sentimos. No es lo que vivimos en el exterior, sino lo que sentimos en el interior, lo que experimentamos a solas, el resentir.
  3. El tercer criterio es vivirlo sin una solución duradera satisfactoria. por lo tanto hay una necesidad biológica insatisfecha para ese individuo.
  4. Cuarto criterio, el bioshock es algo más o menos dramático. Si es poco dramático da lugar a un pequeño síntoma. Si es muy dramático, da un gran síntoma.

Una cuestión importante sobre la que vamos a profundizar en otras entradas es el concepto de inconsciente, porque hoy sabemos que aproximadamente el 90% de la información que manejamos para vivir está en el inconsciente.

En este caso cuando hay un bioshock y no tengo solución, la gran solución es la amnesia, la represión y lo olvidamos para no seguir sufriendo. De alguna forma en el bioshock siempre está parcialmente reprimida una emoción en el inconsciente, porque es demasiado dolorosa. Y es por eso que muchas veces hay datos aparentemente objetivos que por ser muy dolorosos “no se recuerdan” , no forman parte del consciente.

Lo ilustra bien este caso de un terapeuta que le pregunta a una mujer :
– ¿ha abortado usted?
– ¡No!
– ¿Cuántas veces?
– tres-.
La primera respuesta es la que controla el consciente, la segunda respuesta ya no la controla y aparece el inconsciente.

Cuando hay bioshock hay una represión parcial o total del acontecimiento. Parcial quiere decir que la persona reprime la emoción, aunque recuerda el evento, la persona está disociada, lo recuerda como si fuera una película, sin emoción. Y la represión total implica que no recordamos nada, incluso algunas veces también se puede distorsionar, inventar recuerdos o transformar la realidad para hacerla más soportable.

En biodescodificación vamos a tener que ir a buscar el momento del bioshock, para encontrar el resentir, que está siempre en el inconsciente, y ayudar a la persona a expresar esa emoción que en el momento del bioshock se quedó grabada en el cuerpo en forma de enfermedad para ayudarnos a resolver un conflicto que la propia enfermedad nos está indicando que está activo.

lunes, 16 de octubre de 2017

Orden sistémico de los Hermanos | Terapias Complementarias de Sanación


El Profundo Amor entre Hermanos 

Les compartimos una síntesis del texto de la consteladora Rocío de la Vega sobre el tema de los hermanos en la propuesta de Berth Hellinger:

“* LA IMPORTANCIA DEL ORDEN."

Para una buena relación entre los hermanos, es necesario que cada uno ocupe el lugar que le corresponde. En el lugar correcto, uno se siente seguro, ubicado y con buen nivel energético. En posiciones superiores, hay fantasías de grandeza y en posiciones debilitadoras, por ejemplo reemplazando excluidos, no se valora a sí misma y se excluye.

El lugar que uno ocupa con respecto a sus hermanos, en cuanto alorden de nacimiento, es un factor importante para descifrar nuestro árbol genealógico y entender cómo se transmiten las luces y las sombras que heredamos de nuestros ancestros. Hay “roles” que uno hereda y que ha tenido que ocupar en la familia y que igualmente, reproduce en otras relaciones de su vida. También, el número de hermano que uno hace, es una pieza clave para entender la posición que tiende uno a ocupar en su vida.

El orden de nacimiento y el sexo de los hermanos, nos ayuda a entender por qué unos hijos cargan más que otros con determinados asuntos pendientes. Los hijos con serias alteraciones, como autistas o con síndrome de Down, cargan con un mensaje espiritual especial.

EJERCICIO DE VISUALIZACIÓN 1:

· Visualiza a tu hermano/a y dile: “Querido hermano/a, gracias por todo lo que he aprendido contigo, lo tomo y hago algo bueno con ello. Te tomo como a mi hermano nº x y tú puedes tomarme como a tu hermano/a nº x. A cambio de tu respeto, te doy mi cariño (si tú eres mayor que él/ella), a cambio de tu cariño, te doy mi respeto (si tú eres menor que él/ella). Respeto tu destino tal y como es y lo dejo contigo. Yo tomo mi destino.”

Respetar = significa = asiento a él/ ella tal y como es, y asentir a sus fidelidades sistémicas tal y como son.

· El Hermano/a Mayor:

La primogenitura implica fuertes exigencias. Parece tener “mayor sensibilidad” a la herencia de las sombras del linaje paterno. Suele ser quien suplanta a los padres, en caso de fallecimiento de éstos, aunque no siempre tiene que ser así. Pero cuando sucede, suelen paralizar su vida amorosa y convertirse en padre/madre de sus hermanos, con el consiguiente desorden y conflictos de relación. En general, las hijas mayoresson grandes cuidadoras y tienden a asumir muchas responsabilidades. Pueden ocupar el lugar de la madre de su propia madre, es decir, de la abuela materna, especialmente si la madre careció a su vez de madre. Cuantos más hermanos sean, la responsabilidad tenderá a acentuarse. La excepción es cuando el hermano segundo llega muchos años después, y entonces, el hermano mayor será mayor y tendrá rasgos de hijo único. Y cuanta más distancia, el rasgo de hijo único más se acentuará.

· Hermano mayor de hermanos (varones):

Es una posición donde hay una fuerte identificación con los valores masculinos. Es sensible a los problemas del linaje paterno y a las historias de los hermanos mayores del árbol. Le gusta ser líder y asumir responsabilidades. Tiene autoridad natural. Se preocupa por el futuro de su grupo. Entra en conflicto con personas que ocupan posiciones de autoridad. Tiende a ser auto-crítico. Con las mujeres es sensible y tímido, le encanta que la mujer muestre interés por él. Como padre se preocupa y actúa de manera responsable, aunque a veces le consideren demasiado estricto y distante. Entenderá a su hijo mayor y mantendrá una actitud de “custodia” con sus hijas.

· Hermana mayor de hermanas (mujeres) :

Es una figura matriarcal, que puede tener dificultades para entenderse con el otro sexo. Depende del número de hermanas que tenga. Son cuidadoras y responsables. Tienden a preocuparse por los demás, en ocasiones, en exceso. Son sacrificadas, llegando a veces a olvidarse de sus propios deseos. Puede convertirse en la “preferida” de papá, sobre todo, si la relación entre los padres es frustrante. Suele asumir la responsabilidad de tener al resto de los hermanos a su cargo. Tiende a sobre-exigirse y suele ser estricta y rígida. Da a los hombres la impresión de ser difícil de conquistar. La encanta que dependan de ella y de sus consejos. Sus hijos suelen importar más que su marido, a los que dirigirá toda su atención y cuidado.

· Hermano menor de hermanos (varones):

Si es segundo hijo, y nació al poco tiempo de su hermano, puede desarrollar un espíritu muy competitivo o puede incrementarse la polarización con las cualidades de su hermano mayor. Tenderá a buscar el apoyo de otras personas, especialmente de los hombres. Busca amigos protectores, y es muy sensible a que los amigos le aprecien, lo respeten y lo entiendan. No tiene problemas en ser subordinado, aunque no siempre cumplirá las órdenes. Puede ser trasgresor y rebelde. Le gusta desafiar a oponentes más fuertes. Suele arriesgar más en la vida. Parecerá impulsivo y obstinado. Su principal interés es la calidad de vida, la alegría y las sensaciones del presente, más que la colección de bienes materiales. No le suele importar las deudas, es generoso, de forma impulsiva. Suele ser optimista. No le gusta sentirse atado a algo en particular

Es suave y permisivo con las mujeres, y juega el papel de aventurero.

· Hermana menor de hermanas (mujeres):

Si la familia o los padres otorgan demasiado poder a la hermana mayor, ella sentirá rivalidad de ésta, especialmente si es la segunda en nacer. Si la madre o la abuela son hermanas segundas o menores, se acentuará la identificación con ellas, bajo un “pacto secreto”. La gusta el reconocimiento y valoración de los demás, especialmente de las mujeres o jefas. La gusta la guía de un hombre o mujer que la transmitan seguridad. Necesita sentir que es respetada y escuchada.

· Hermano mayor de hermanas (mujeres) :

Sabe cuidar de las mujeres, suele ser atento y comprensivo, las aprecia, entiende el « mundo femenino » más que otros hombres. Estas características se acentuarán, si el padre tiene la misma posición filial. Trabaja bien con otras mujeres. Sabe ser líder y no rechaza el liderazgo cuando se lo ofrecen, aunque no lo busque.

· Hermana mayor de hermanos (varones) :

El hombre se sentirá confortable en su compañía. Ella suele saber cómo manejarse en el « mundo masculino». Suele tener una fuerte conexión con el padre. Sabe cuidar de los hombres, especialmente si son menores. Con los hermanos mayores suele tener roces o conflictos de poder. Es independiente y fuerte. En su trabajo prefiere dirigir, no se sobreexige, pero tampoco deja cosas de lado o sin hacer. No compite con los hombres, más bien actúa de mediadora en conflictos. Elige a los amigos por su talento o ideas, no por sus posesiones económicas. Tiende a olvidarse de sí misma, ya que está demasiado atenta a las necesidades de los demás.

· Hermano menor de hermanas (mujeres):

Parece lejos del padre y de la autoridad, aunque le necesita. Se manifestará como muy femenino o todo lo contrario, como un hombre duro. Despierta en las mujeres el deseo de cuidarlo. Su posición le ha permitido “dejarse cuidar”. Por tanto, es poco competitivo, ya que sus hermanas lo protegían. Suele ser para sus padres, más importante que sus hermanas y usa esta ventaja a su favor. Se centra en satisfacer sus intereses. Lo que necesita de una mujer es que sea cálida, maternal, que deje pasar sus errores, que lo cuide y lo apoye.

· Hermana menor de hermanos (varones):

Atrae a los hombres. Por lo general, suele ser: femenina, sensible y con tacto. No suele ser ambiciosa, pero puede serlo por un hombre. Acostumbrada a que sus hermanos la cuiden y no sufran necesidades. Encontrar al hombre de su vida es su verdadero valor. Suele encajar con un hermano mayor de hermanas. Sabe lo que quiere como mujer, y puede adaptarse en todo lo demás.

· Hijos Únicos:

Pueden ser producto de los conflictos entre hermanos de anteriores generaciones, así se cumple con el deseo de “estar sólo”, o ser producto de polarizar una procreación caótica, con excesivos hijos. Con un hijo único, el árbol corre peligro de extinguirse. Sostiene en soledad la herencia transgeneracional de sus padres. Por tanto, suelen llevar mucha carga.

· Mujer : (Hija Única)

Hay que contemplar el linaje materno y las figuras femeninas de su árbol. Depende más que otras mujeres del cuidado y atención de personas mayores. Quiere que en sus relaciones se comporten con ellas como sus padres. Le gusta llamar la atención. La gusta ser la “preferida”. Suele ser aplicada y comprometerse con lo que hace. Sienten que sus padres la deben de dar toda la ayuda posible, incluso cuando ya son adultas. Sienten que ellos deben cuidarla y protegerla también en el matrimonio, y que deben facilitar su camino a lo largo de toda su vida. Los conflictos entre los padres y los abandonos de éstos, le afectan más que a otras personas. Lo material es menos importante para ella, en comparación con la necesidad de contar con un modelo inquebrantable (materno o paterno). En algunos casos, si ha tenido experiencias traumáticas en su infancia puede dejar de lado su actitud infantil y egocéntrica y ser mayor antes de tiempo. Suele poner a prueba la capacidad paternal de su pareja, antes de comprometerse con él. Un hombre que se case con una hija única debe tener muy en cuenta a la madre de ella (y su posición filial), ya que la madre, por lo general, viene como “parte del paquete”. Suele estar muy unida a su madre. A su vez, como madres, son muy atentas.

· Varón: (Hijo Único)

Hay que mirar el linaje paterno y los lugares que ocupan su padre o abuelo con respecto a sus hermanos. Un padre que sea hermano mayor de hermanos, sabrá llevarlo bien. En cambio, con un padre que sea hijo menor, puede haber problemas. Como recibe mayor atención que otros niños con hermanos, tiende a tener mayor madurez intelectual y expresión de sus capacidades que otros. Está acostumbrado a tratar con mayores. Aún como adulto elegirá estar bajo la mirada de mayores, personas de autoridad y poder, y querrá ser su orgullo y alegría.

Desea ser amado, apoyado y ayudado más que otros. Si las personas de su entorno apoyan sus capacidades, puede llegar muy alto en lo que se proponga. Puede asumir roles de liderazgo. Su mayor tesoro son sus padres. Toma todo lo de ellos como garantía. Escoge a una mujer que le quiera y respete tal y como es. Renuncia a la paternidad más fácilmente que otros y, si tiene un hijo, preferirá que sea varón. Un hijo único se identificará con otro hijo único o con hermanos mayores. Tener Hijo Único puede significar fidelidad a un sufrimiento en la historia familiar:

Adopciones no resueltas

Hijos abandonados

Hijos de madre soltera

Gemelos y Mellizos:

Pueden polarizarse y uno representar el árbol del padre y el otro, el de la madre.La dinámica de todo esto, también estará condicionada por el respeto que cada uno de los padres sienta hacia los ancestros de la familia de su pareja. Las divisiones, pueden dividir las familias. Son dos personas especialmente unidas y están vinculadas de manera especial. Pueden incluso tener experiencias sincrónicas. Suelen ser muy intuitivos. A diferencia de otros hermanos con diferentes edades, los mellizos que viven juntos desde que nacen, suelen compartir más experiencias que el resto de los hermanos. La mayor parte del tiempo la pasan juntos. La familia suele “forzar” a uno de ellos a jugar el rol de mayor. Son dos y eso ayuda a asociarse ante las dificultades. Enfrentan la vida como un par, especialmente si se parecen. Les cuesta imaginar la vida sin el otro.

Si son varón y mujer, los roles se establecerán en función de los padres. Ejemplo: Si el padre es el mayor y la madre la menor de sus hermanos, el varón será el mayor y la niña, la menor, aunque el orden de llegada al mundo haya sido el inverso. En estos casos, el mayor no es el que nace primero sino el que primero fue concebido.

Por regla general, cuando hay orden, el hermano mayor tiene que dar más a sus hermanos pequeños porque ha tomado más también. Es decir, el mayor tiene que dar al posterior. Quien estuvo primero tiene que dar a los siguientes. Así, el hijo mayor da más y el hijo menor toma más. A cambio del respeto de los hermanos menores hacia el hermano mayor, éste les de su cariño.

* LA PERTENENCIA AL SISTEMA FAMILIAR

Todos los hermanos/as, tienen el mismo derecho de pertenencia al Sistema Familiar. Cuando se niega la existencia de hermanos anteriores o posteriores por ser hijos ilegítimos (fuera del matrimonio), tratarse de hijos/as que se tuvieron con primeros novios o haber sido abortos (naturales o provocados), otro hermano del sistema los representará llevando sentimientos de exclusión, soledad, abandono, no ser visto, no ser reconocido, aislamiento, rabia, tristeza e impotencia. Cuando todos los miembros de un sistema son reconocidos como parte importante del mismo, se gana seguridad, valentía y fuerza. Si no es así, nos sentiremos incompletos, con vacío emocional e incluso físico, representando a los excluidos con síntomas o enfermedades.

Si un hombre dona su semen o una mujer dona sus óvulos para que otras parejas puedan tener hijos mediante inseminación artificial, los hijos que nazcan, se sentirán “abandonados” por sus padres biológicos y cuentan como hijos “abandonados”. Si no se ha hecho el duelo de las parejas anteriores, de sus padres u otras generaciones, llevarán sus sentimientos. Sólo si la inseminación artificial es con el semen y óvulo de la pareja, y piensan criar al hijo que nazca, no es un abandono. Normalmente, los vínculos del hijo serán con el sistema familiar de sus padres biológicos, a no ser que reemplace a alguien del sistema familiar del padre o madre adoptivos y, entonces entre en el sistema de ellos, además del de sus padres biológicos.

Los abortos provocados tienen un efecto muy profundo en el alma. Cuando es provocado en una relación de pareja o matrimonio, la relación se acaba y la responsabilidad es de ambos padres, (excepción si el hombre quisiera tener el hijo y respalda a la mujer para tenerle, en dicho caso la responsabilidad sería de la mujer). Sólo cuando la madre reconoce a su hijo abortado podrá descansar en paz.Pueden hacerle el duelo durante un año, el dolor honra al hijo y reconoce el sufrimiento que causa su muerte, y luego dejar marchar su alma para que descanse en paz. Y en memoria del hijo hacer algo bueno. Si no es así, los hijos posteriores se verán obligados a reemplazar al bebe muerto y desconfiarán de sus padres como personas “protectoras”.

Ejemplos de dinámicas de exclusión:

Cuando un hijo muere a una edad temprana, frecuentemente es olvidado o ya no se le cuenta entre los demás hermanos. Los duelos de seres queridos suelen evitarse porque el dolor es muy profundo. Cuando no se hace el duelo de un hijo que murió a edad temprana, más tarde, otro hermano le representará para que no desaparezca sin más. Sin embargo, cuando los hermanos que murieron prematuramente reciben su lugar, se le da un nombre y es contado como un miembro más de la familia, aquellos que vivieron más tiempo, o que sobrevivieron, pueden tomar la vida con sensación de merecerla.

* Los hijos ilegítimos (fuera del matrimonio), son representados por el resto de hijos, aunque no conozcan su existencia.

Los problemas en el reparto de la herencia entre los hermanos, son como consecuencia de que los padres no ven, a los hijos excluidos de la herencia, como hijos. La herencia es un regalo a disposición de los padres y es “inmerecida”. ¡No debe haber quejas si se recibe menos o nada! Los obsequiados, sin embargo, por propia iniciativa pueden dar a sus hermanos la parte proporcional que les corresponde. De esta manera, ¡hay paz en el sistema!

* LA FIDELIDAD ENTRE HERMANOS

Entre hermanos existe un amor y una unión muy profundos. Cuando no le va bien a uno de ellos, los demás lo imitan o se sienten culpables de que les vaya bien. Excepto cuando hay fidelidades “ocultas” que les conduce a una mala relación.

Cuando un hermano sufre una enfermedad física o mental que le incapacita para llevar una vida normal, por regla general, el hermano que va detrás se siente culpable de estar bien y en su fantasía cree que “tengo la ventaja de estar bien, a costa de la discapacidad de mi hermano”. Esta creencia, le hace limitar su vida, por sentirse culpable.

Los hermanos no deben tomar ni la culpa, ni las consecuencias, ni una enfermedad, ni un destino, ni una obligación o una injusticia sufrida de uno de sus hermanos. Ya que forma parte de su destino personal y está bajo su responsabilidad. También forma parte de su dignidad, y si él/ella toma su destino, le da fuerza.

En muchas ocasiones, los conflictos de relación no resueltos entre dos miembros de un sistema familia o un miembro del sistema familiar y una persona ajena al mismo, se reproduce en la relación entre hermanos. Ejemplo: hijos adoptados son criados como hermanos de sangre, y cada uno le es fiel a su sistema familiar. El desorden lleva al enfrentamiento. Independientemente de cuáles son las implicaciones en las que una persona se halla acogida, este hecho no le dispensa de la responsabilidad de aquello que hace o hizo. Es decir,cada uno de nosotros lleva la culpa y paga las consecuencias de cualquier daño causado a otros, incluso si actuamos por estar implicados en fidelidades sistémicas. No hay personas mejores o peores, en lo más profundo, todas las personas son iguales.

* DESTINOS COMPLEMENTARIOS

Cada hermano tiene un destino particular. El hermano pequeño, suele coger el destino del mayor por amor a éste, cuando el destino que le ha tocado llevar es duro. Entonces, a veces, el mayor se “salva” y en otras ocasiones, lo llevan los dos.

La esquizofrenia, suele tocar a uno de los hermanos pequeños. Los gemelos y mellizos, a veces, evitan la esquizofrenia o un trastorno psicótico, llevando uno la energía de perpetrador y otro el de la víctima. En el trastornobipolar uno asume las dos energías. Algunas parejas de hermanos polarizan en extremo las luces y sombras del árbol genealógico. Lo cual dificulta la buena relación entre ellos y que cada uno tome del otro lo que necesita para suavizar los extremos y hacer más plena su vida, como resolución de la polarización. Esto suele suceder entre hermanos que nacieron uno detrás del otro, sin demasiados años de separación, o entre hermanos gemelos o mellizos. Los problemas entre hermanos puede representar un conflicto “larvado” entre los padres, y cada uno representa a un sistema familiar.

La hiperactividad en un hermano, se relaciona con la des-ubicación. 

Si estamos dispuestos a aprender una “lección”, podemos descubrirnosreflejados en el espejo que nos brindan nuestros hermanos y descubrir la profunda similitud que nos une y la extraordinaria diferencia que nos separa.

El trabajo con la propia sombra,constituye una herramienta fundamental de relación con los hermanos. También, cuando un ser humano acepta a los demás y es capaz de valorar e integrar un rasgo ajeno que le resulta poco familiar, se enriquece a sí mismo. El aprecio implica reconocer que el otro tiene el mismo valor, aunque sea diferente. Y esa diferencia enriquece la relación. Todo intento de convertir a alguien en algo diferente de lo que es o de asemejarlo más a uno mismo, está abocado al fracaso y destruye la relación.

* ¡TE LLEVO SIEMPRE EN MI CORAZÓN!

Cuando se da una separación entre los hermanos, por fallecimiento de uno de ellos, es necesario hacer el duelo para poder seguir viviendo, a pesar de su muerte y permitir que el alma del hermano fallecido siga su camino, sintiéndose libre. Una separación implica dolor. ¡El dolor también encierra mucha fuerza! Un mecanismo muy común para escaparse del dolor es buscar culpables, enfadarse o auto-compadecerse. En estos casos, no se ve al otro, sólo a sí mismo. Si el hermano vivo se encierra en su dolor, le hace más difícil a su hermano fallecido seguir su camino hacia la luz.

EJERCICIO DE VISUALIZACIÓN 2:

Visualiza a tu hermano/a y dile: “Querido hermano/a, te tomo como a mi hermano nº x y tu puedes tomarme como a tu hermano Nº x. …… Te quise mucho. Gracias por lo que me diste. Me siento culpable de estar vivo y tu muerto…..para que tu muerte no haya sido en vano, voy a sacar provecho de mi vida, en tu memoria……... A partir de hoy y durante un año te voy a enseñar todas las cosas bonitas de mi vida. …. Y después te dejaré marchar……….. ¡Te llevo siempre en mi corazón!”

También es válido para aquellos hermanos gemelos o mellizos, que no se desarrollaron durante el embarazo o abortaron de forma natural o provocada, y no llegaron a nacer.

* REFLEXIONES Y CONCLUSIONES FINALES

Las personas se hayan implicadas en dinámicas que las dominan y que ellas no pueden dominar. Detrás de los peores comportamientos actúan fuerzas como la lealtad, la fidelidad y el amor.

Escogemos y atraemos a nuestra vida las situaciones que nos permiten reflejar o completar nuestros desequilibrios sistémicos. Por eso, no hay que contemplar las dificultades o problemas que surjan en nuestra vida como castigos o fracasos, sino comoretos y oportunidades para sanaraquello que está por cerrar o se cerró mal. Aquello que consideramos lo feliz, frecuentemente es lo cómodo. La grandeza no se alcanza con el camino cómodo. Las “crisis”, en ocasiones, son necesarias. Sólo de lo imperfecto nace un impulso de crecimiento. Las diferencias, nos enriquecen. Todo intento de convertir la realidad en algo diferente de lo que es o de asemejarlo más a las expectativas de uno, dificulta el crecimiento.

El mismo amor que causa el problema, también lleva a la solución. Por tanto, cada persona tiene la fuerza para su problema y para su solución. Es decir, ¡la solución se haya en el alma de cada uno! De un destino familiar difícil también brotan fuerzas sanadoras que obran para bien.

¡El amor llena, lo que el orden abarca!

¡El orden es sabiduría y seguirlo humildad!

Heredamos la historia, cultural, social, política y económica, lo que hagamos con ella ¡depende de nosotros!”

Fuente en línea del texto original:http://rociodelavega.com/articulo_hermanos segundo lugar, sobre los hermanos les compartimos de un texto escrito por Luz

*LA RELACIÓN CON LOS HERMANOS*

“El amor de hermanos es uno de los amores más profundo que sentimos a lo largo de nuestra vida, marca el inicio de nuestras relaciones con nuestros iguales. El aprender a limar las asperezas que surgen de esta relación nos ayuda a que más adelante se puedan establecer relaciones con otras personas mucho más saludables y armónicas. Desde la mirada sistémica los problemas entre hermanos surgen de querer competir por el lugar del otro, es decir por no estar ocupando nuestro lugar.

…nuestra actitud es diferente dependiendo del lugar en que hemos nacido o el sexo de cada quien. Las dimensiones de estas relaciones son complejas y nuestros padres tienen mucho que ver con ellas, por ejemplo si somos hijos de padres divorciados, el hijo mayor normalmente pasa a convertirse en “el padre o jefe de la casa” y esto es una gran fuente de conflictos, peleas y roces. Porque los hermanos menores se resisten a esta autoridad, porque ellos lo ven como su igual por más que se esfuerce en asumir un papel de grande.

También se dan los casos en donde el padre o la madre siguen siendo los niños buscando a sus propios padres y los hijos e ven en la necesidad de asumir el papel de los grandes, lo cual hace que las relaciones de hermanos normalmente se vean como una carga porque se termina teniendo hijos antes de tiempo, y en ocasiones cuando se tienen los hijos propios aún sigue embrollado siendo el padre de sus hermanos.”

Recomendaciones para la relación de hermanos

“Reconociendo la igualdad: entre hermanos se da una relación de igual a igual, donde el otro asume el papel de mi amigo y de mi cómplice y no de mi padre o madre, porque esto genera conflicto.Respetando el orden: Existe un orden de llegada entre hermanos, los que han llegado antes… han visto más, tienen más experiencias…han estado cerca de nuestros padres más tiempo que nosotros, por lo tanto su conducta y la mía es diferente. Acepto y respeto su lugar sin intentar usurparlo.Dejar de inmiscuirme en los asuntos de mis padres con ellos: Cuando quiero intervenir y ser un mediador de conflictos, normalmente tomo partido y me alejo de uno de los dos bandos… respeto los procesos de cada quien, confiando en que sabrán solucionar sus propios conflictos…Aceptar el papel y los procesos de cada quien: Comprender que no somos poseedores de la verdad, que cada quien va a su ritmo y está inmerso en sus propios problemas…Mostrar apoyo: Si en un momento determinado un hermano requiere apoyo darse dentro de nuestras posibilidades, sin hacerlos dependientes de nosotros.Expresar Afecto y respeto: Sacar afuera todo el amor que sentimos por ellos y demostrárselo no sólo con palabras sino con gestos cariñosos.Procurar solucionar los problemas desde el dialogo: (evita gritar y ofender). Al final son hijos de tu madre…han salido del mismo vientre que tú.

*”Disfruta todo el tiempo que puedan con ellos:*

Un buen día partirán o ellos o tú y luego se arrepentirán por los momentos no compartidos o las discusiones. Cuando un hermano muere…una parte de nosotros muere con ellos.




…a veces observamos que la relación con alguno/a de nuestros/as hermanos/as no fluye de la misma manera que con el resto. Sentimos o motivamos rivalidad, odio, incomprensión, envidia…

Otras veces, a pesar de ocupar el lugar de hermano pequeño, nos sentimos con el deber de cuidar y/o proteger a un hermano mayor obstaculizando incluso el despliegue de la felicidad en nuestra vida.

En otros casos, existen “bandos” de guerra muy marcados donde algunos hermanos se alían contra otros.

El componente sistémico se encuentra detrás de la mayoría de los enredos relacionales entre hermanos. Cualquiera de los ejemplos siguientes precipitará que el caos entre hermanos tome la delantera. 

Por ejemplo:

cuando un hijo ha tenido que ejercer más de “madre” que de hijo y/ohermano.cuando hay hermanos muertos (nacidos a término y/o abortos).cuando los padres han silenciado y no resuelto sus conflictos de pareja.cuando uno de los hijos es tratado como confidente por algún padre/madre.cuando un hijo/a es “el ojito derecho” de uno de los padres.cuando uno de los hijos es tratado como “la oveja negra” de la familia.fuente en linea: dificultades-relacionales-entre-hermanos

*VIDEO en LINEA,*

sobre el Orden sistémico entre hermanos:



Dra. Edilia Cardozo Espinel

jueves, 3 de agosto de 2017

Los 5 Espejos de la Relación| Terapias Complementarías de Sanación

La Matriz Divina es un campo de energía que contiene todo lo que ocurre en el mundo, en nuestro interior y en el exterior de nuestro cuerpo. Es un puente entre nuestras creencias y la realidad que vivimos. De tal manera que esta es un espejo de aquellas.

A través de nuestras relaciones con los demás, nos presenta los más claros ejemplos de lo que en realidad son esas creencias. Independientemente de lo que nos enseñan nuestros espejos, es pasando tiempo con los demás que se activan las emociones y los sentimientos apropiados, en el momento preciso de nuestras vidas, para ayudarnos a sanar nuestras mayores penas y nuestras heridas más profundas. Debido a que casi nunca nos quedamos “estancados” en la alegría, las relaciones puramente agradables generalmente no activan las lecciones más profundas de la vida.
Las relaciones son nuestra oportunidad de vernos en todas las formas imaginables. Desde las mayores traiciones a nuestra confianza, hasta los intentos más desesperados de llenar nuestro vacío, todas las personas nos muestran algo sobre nosotros mismos.
Si tenemos la sabiduría de reconocer los mensajes que nos están siendo reflejados, descubrimos las creencias que causan el sufrimiento en nuestras vidas. ¿Reconoces el mensaje que te estás enviando a ti mismos por medio de la Matriz Divina?
La Matriz Divina ofrece una superficie neutra que simplemente refleja lo que se proyecta en ella. Vivir en un universo en donde lo que sentimos respecto a nosotros se refleja en el mundo que nos rodea, se convierte en algo importante a la hora de reconocer lo que nos están diciendo nuestras relaciones.

Los espejos de nuestras relaciones listados en el orden en que por lo general los aprendemos. Usualmente, los espejos más obvios son los que reconocemos primero, permitiendo que el poder de los más profundos y más sutiles, emerja y se aclare.
EL PRIMER ESPEJO: REFLEJA EL MOMENTO
¿Sabes que existe una relación entre lo que hacemos y lo que pasa en el mundo? Si estás viendo tus creencias representadas a través de tus espejos, entonces están ocurriendo ahora mismo. ¿Qué estás viviendo ahora? ¡No es una casualidad, presta atención! Éste es el valor de nuestros espejos, su inmediatez nos ayuda a comprender las conexiones reales y subyacentes entre eventos en apariencia dispares.
Una vez que es reconocido un patrón negativo puede ser sanado. Cualquier reflejo que veamos nos brinda una oportunidad preciosa. Con mucha frecuencia descubrimos que los patrones negativos reflejados en nuestras vidas están enraizados en uno de los tres miedos universales: el miedo a la separación y al abandono, el miedo a no tener autoestima, y el miedo a entregarnos y confiar.
Los animales son grandes espejos para activar las emociones sutiles que llamamos “problemáticas.” En la inocencia de ser lo que son, pueden encender poderosas emociones de control y juicio respecto a la forma en que las cosas deberían o no deberían ser. Los gatos son un ejemplo perfecto. Y, por la misma razón, salvando las distancias, yo añado a los niños, como pudimos comprobar en Tu hijo, tu espejo”.
EL SEGUNDO ESPEJO: REFLEJA DE LO QUE JUZGAMOS EN EL MOMENTO
Algunas veces, el reflejo del momento puede estar mostrándonos algo más sutil de lo que estamos haciendo en nuestras vidas; a veces nos revela lo que juzgamos en nuestras vidas. ¿Cuántas veces atraes a tu vida personas que hacen ostensibles cualidades que te molestan soberanamente? A mí me costó años verlo. No entendía que atrajera a personas poco comprometidas. ¿Por qué la vida no me devolvía el mismo compromiso con el que yo me entregaba en los diferentes proyectos? ¡Por fin lo comprendí! La falta de compromiso de estos individuos activaban una carga emocional en mí porque eso es precisamente lo que juzgaba constantemente.
El reconocimiento del juicio reflejado en una relación es un descubrimiento poderoso, que tiene repercusiones que tocan cada aspecto de la vida. Agradece  a las personas que te ayudan a tomar conciencia de esta lección. Yo lo hago y vivo sin rencor.
EL TERCER ESPEJO: REFLEJOS DE LO QUE HEMOS PERDIDO, ENTREGADO O NOS HAN DADO
¿Alguna vez has sentido un magnetismo inexplicable hacia otra persona o te acaban de presentar a alguien y sientes que es como si le conocieras de toda la vida? Seguramente sí. Pues que sepas que esa fuerza misteriosa hacia el otro, ese fuego que te hace sentir tan vivo, ¡no es el otro, eres tú!
Cada vez que confiamos lo suficiente como para amar o darle cariño a alguien y esa fe es violada, perdemos un poco de nosotros en la experiencia. Nuestra renuencia a exponernos de nuevo a dicha vulnerabilidad es nuestra protección; es la manera en que sobrevivimos a nuestras heridas más profundas y a las mayores traiciones.
La buena noticia es que esas partes nuestras que parecen ausentes jamás se han ido del todo, simplemente están escondidas y enmascaradas para salvaguardarlas. ¡Recuerda que la base de tu verdadera naturaleza jamás puede perderse! Reconocer la forma en que la enmascaramos es embarcarnos en un camino veloz hacia la sanación.
Por cada parte de nosotros que cedemos para llegar a ser lo que somos, queda una vacío esperando ser llenado. Quizás te estés preguntando qué necesidad tenemos nosotros de desprendernos de partes de nosotros mismos para después pasarnos media vida buscándolas en otros. ¡Es una cuestión de supervivencia emocional o física! (es posible que de niño descubrieras que es más fácil permanecer en silencio que emitir una opinión bajo el riesgo de ser ridiculizado o invalidado, ahí, por ejemplo, cediste una parte de ti) El caso es que cuando nos encontramos con aquel que tiene las mismas cosas que hemos entregado, nos sentimos bien a su lado, nos hace sentir enteros de nuevo. Por eso nos sentimos poderosa e irresistiblemente atraídos hacia él, hasta que recordamos que nos sentimos tan atraídos por algo que todavía tenemos en nuestro interior… solamente que está dormido. En la conciencia de que seguimos poseyendo esas características y rasgos, podemos desenmascararlos y reincorporarlos a nuestras vidas. Reconocer nuestros sentimientos hacia los demás por lo que son, y no por lo que nuestro condicionamiento ha hecho de ellos, es la clave del tercer espejo de las relaciones.
Cuando te encuentres con alguien en tu vida que active un sentimiento de familiaridad te invito a que te sumerjas en el momento. Algo raro y precioso está ocurriendo en ambos: acabas de encontrar a alguien que guarda las piezas que tú estás buscando: a menudo es una experiencia mutua, ¡y la otra persona se siente atraída hacia ti por la misma razón! Si procede, comienza una conversación, cualquier cosa para mantener el contacto visual. Mientras hablas, hazte mentalmente esta sencilla pregunta: ¿Qué veo en esta persona que he perdido en mí, que he entregado o que me han quitado?
Esos breves instantes son tu oportunidad de sentir la alegría y la euforia del momento, pues encontramos la plenitud en nuestros seres cuando los demás nos reflejan nuestra verdadera naturaleza. ¿No te parece bonito? A mí me parece tremendamente bello, y humano… cuando tomas conciencia de ello, claro, sino sentirte constantemente atraído por otras personas puede traerte muchos quebraderos de cabeza; bueno, igual no.
EL CUARTO ESPEJO: REFLEJOS DE NUESTRA NOCHE OSCURA DEL ALMA
La Noche Oscura del Alma es una época de tu vida en que atraes una situación que representa lo que para ti son sus peores miedos.
Hay una diferencia sutil pero significativa entre dejar nuestros empleos, amigos y relaciones amorosas porque nos sentimos completos y quedarnos con ellos por miedo ¡a que no haya nada mejor para nosotros!
¿Cuántas veces te has aferrado a una relación en la que no te encontrabas bien hasta esperar que llegase algo mejor? Este apego puede ser causado por nuestra inconsciencia de lo que estamos haciendo, o porque tenemos miedo de remover todo y enfrentar la incertidumbre de no saber qué sigue después. Haz un ejercicio de honestidad y pregúntate ¿realmente estoy dónde y con quién quiero estar o estoy, por dentro, pidiendo a gritos un cambio y me siento frustrado porque no sé cómo compartir esta necesidad con las personas cercanas a mi?
Un día, seguramente cuando menos lo esperas, ¡zas!, ocurre. Aparentemente de la nada, aparecen en tu vida todas esas cosas por las que esperabas y que tango anhelabas. ¿No es genial? Se presentan las circunstancias perfectas (otra persona, otro curro…) para dejar a tu pareja o tu trabajo actual. Así que te lanzas de lleno hacia ellas como si no existiera un mañana… precipitándote a un abismo que no te esperabas. ¡Así es la vida, amigo! Tomar decisiones desde el miedo tiene sus consecuencias ¡Apechuga!
Y es que ante tanta emoción no te estás dando cuenta de que esto no es más que un señuelo para generar el cambio que necesitas. La vida te pone en bandeja lo que tanto deseas para que no puedas resistirte, de lo contrario jamás darías el salto. Nadie se levanta una mañana y dice “a ver… creo que hoy voy a renunciar a esto que tengo seguro y entrar en mi noche oscura del alma a enfrentarme con mis miedos” ¡Parece que no es así como funcionamos!
Tú tranquilo, que uno solamente puede ser atraído hacia esta dinámica cuando su maestría de la vida envía la señal de que está listo. En realidad fuiste tú quien te trajo hasta aquí, por lo que una vez que comprendas por qué te duele tanto, la experiencia comienza a adquirir un significado diferente. Es sólo cuando tenemos dichas experiencias sin comprender lo que son o por qué las estamos viviendo, que podemos enfrascarnos en años, o hasta en vidas, de un patrón que puede robarnos literalmente las cosas que más amamos… incluyendo la vida misma.
EL QUINTO ESPEJO: REFLEJOS DE NUESTROS MAYORES ACTOS DE COMPASIÓN
Se trata de la compasión hacia nosotros mismos, hacia lo que somos y en lo que nos hemos convertido. ¿Cómo sería de distinta tu vida si permitieras que todo lo que haces fuera perfecto tal como es, sin importar como resulten las cosas? La excelencia consiste en hacer y crear todo al máximo de tus capacidades, ¿puede haber algo más grandioso? No, a menos que lo compares con algo distinto. La sanación más profunda de nuestras vidas también se puede convertir en nuestro mayor acto de compasión. Es el cariño que nos damos a nosotros mismos.
MÁS ALLÁ DE LOS ESPEJOS
Aunque ciertamente hay otros espejos que nos muestran secretos todavía más sutiles de nuestra verdadera naturaleza, los que acabo de describir aquí son los cinco espejos que nos permiten la mayor sanación en las relaciones de la vida. Cada espejo es un peldaño hacia un nivel mayor de dominio personal. Una vez que los conoces, ya no puede “desconocerlos”. Una vez que los ha visto recrearse en tu vida, no puedes “dejar de verlos”. Sólo queda aprender la lección y seguir adelante ¿Vamos juntos?
Fuente: La Matriz Divina. Biblioteca Terapeuta

sábado, 20 de mayo de 2017

LAS RAZONES DE TÚ MIEDO AL ÉXITO | Biodescodificación

Pospongo: Todo para mañana

Justifico: Con la falta de dinero

Pienso: Soy demasiado viejo

Administro: Mal mi tiempo y dinero

Enfermarme: Para no poder actuar

Espero: Grandes oportunidades

Mantenerme: en un trabajo o con personas con los cuales no estoy satisfecho

Culpar: A otros por mi fracaso

Llenarse: de pensamientos pesimistas y de odio



lunes, 10 de abril de 2017

LAS EMOCIONES Y LOS DOLORES EN EL CUERPO

¿Pueden las emociones ser las causantes del dolor crónico? Algunos estudios han arrojado información donde se muestra que el dolor crónico no sólo puede ser debido a lesiones físicas, sino también por problemas emocionales y mucho estrés.